de cómo la presentación del nuevo audi q8 trae cuatro claves importantes

Audi presentó el 5 de junio el que quieren que sea el buque insignia de la marca. Normalmente, una presentación de esta envergadura suele anticiparnos cómo va a ser el futuro de la marca. Sin embargo, rompiendo los esquemas a los que se tiene acostumbrado al ávido lector de estas líneas, voy a desgranar el presente del automóvil en 4 claves. Como 4 son los aros de Audi. Y los jinetes. Y evangelistas…

1ª Clave: Los SUVs no hacen más que crecer

Y es que no solo crecen en tamaño, que pronto tendremos que sacarnos el carnet de camión para conducirlos, si no que también crecen en cuota de mercado. Lo que empezó por un todocamino de casi 5 metros con el Audi Q7 se ha convertido en todocaminos que van desde los 4,1 metros del Q1 a los 4,986(esto ya es aprobado!) metros del Q8. Pero no es el más grande. Por mucho que 8 sea más que 7, el 7 es más grande que el 8.

El nuevo tope de gama de Ingolstadt es descrito por sus creadores como un concepto dimensional y espacial. Versátil, deportivo y elegante. Lo uno, con lo grande que es, imposible no aterrizar un F-18 en el techo mientras disfrutas de un picnic vegano en la parte de atrás, lo cumple. Lo 3. Elegante, en Audi, innegable. En este Audi Q8…meh…! La parrilla frontal es muy agresiva como para ser elegante. La zaga tampoco le va a la ídem. Una línea única de pilotos traseros que cruza el portón me gusta en el Audi A8 (el verdadero buque), no tanto, o no tan grande, en el Q8. De hecho, son muy Urus.

Y ya, lo del 3, lo de deportivo, no. Eso sí que no. No todo vehículo que se para (de parir, no de parar) ha de ser deportivo o tener la opción de serlo. Y un SUV, menos aún. Un deportivo es mucho más que potencia y 0-100 km/h. Ya hablaremos de esto.

2ª Clave: Skynet autónomo

Otra realidad que todo el mundo conoce es que ahora los coches llevan, al menos, una* tablet incorporada. Cuanto más grande, mejor. Hubo una época en que cuanto más complicada, mejor. Pero, afortunadamente, eso ya quedó atrás. La realidad es que ahora, por norma general, los sistemas de infoentretenimiento están dando pasos adelante en términos de practicidad.

En Audi bautizaron su Skynet particular como MMI. En el caso de las últimas hornadas consta de dos pantallas donde un conductor medio de hace un lustro esperaría encontrar la climatización, radio y unos pequeños parámetros del coche. La superior, en posición y tamaño, tiene 10,1 pulgadas y permite el acceso a las funciones de entretenimiento (más que en un hogar medio) y navegación. La inferior, de 8,6 pulgadas es la que su dueño usará para manejar la climatización, confort de marcha y entrada de texto. Entrada de texto. En fin…

Este sistema surround se complementa con la tercera GameBoy del conjunto, de 12,3 pulgadas, situada detrás del volante. Esta pantalla multifuncional es eso, multifunción. Hace las veces de instrumentación en todos los temas que quieras y, además, puedes ver información del ordenador de a bordo. De todo lo que tienes en las otras pantallas, así es. Por último, y de manera opcional, podemos montar una 4ª pantalla en el parabrisas, un Head-Up Display, que también muestra información sobre la conducción. Ya no vale lo de “lo siento agente, no me di cuenta”.

Cuidado, por cierto, con lo que dices, ya que este coche es capaz de escucharte, entenderte y mostrarte él solito los restaurantes más cercanos. Solo basta que escuche “tengo hambre” y se pone solo a funcionar. Como solo puede también advertirte de todo lo que pasa a tu alrededor (hasta de un meteorito). Y, como si de un hijo se tratara, solo es capaz también de sacarse él solito de la plaza de aparcamiento.

Me encanta, por cierto, lo que llaman “CURB WARNING”. Esto es, asistente de bordillos. Es decir, para lo único que valen estos coches, SUVebordillos, van los de Audi y los limitan ¿O a lo mejor es para ayudar a subirlos mejor y que se sienta uno como un verdadero off-roader? Se van poner interesantes las urbanizaciones, aparcamientos, partidos de fútbol… Tanto aventurero aparcando encima de la acera. Increíble.

3ª Clave: Interior y confort

Desde el centro de control con el que solo la NASA puede soñar, el conductor puede estar seguro de que ni el mismísimo presidente de EE.UU tiene más poder. Y seguro estoy de que el despacho oval tiene menos lujo en sus sillones y dependencias. Quieren hacernos creer que apuestan por la simplicidad, por el menos es más. Cuando la realidad es que tiene cada vez más cosas.

Habiendo hablado ya de las pantallas, las funciones incorpora de comodidad este nuevo Audi son inabarcables. Calefacción en los asientos, listo. Ventilación, listo. Masaje, listo. Tapicerías de vacas con nombres que ni conoces, listo. Ajuste de todos los ángulos, listo. Los alemanes-cuatro-aros se desmarcan siempre por la ergonomía y el placer de sentarse en sus coches. Nada que objetar.

Los 5 ocupantes, máximo(aquí sí que han jugado al menos es más), se podrán relajar durante los largos trayectos a bordo del buque. Cada vez, según parece, más y más largos gracias a la eficiencia mejorada de los motores del grupo VAG. Hubiera sido sensato añadir una segunda fila de asientos, no vamos a decir lo contrario. Sin embargo, serían ya demasiados modelos dentro del grupo ofertando esa configuración. Aunque, viendo cómo son en Wolfsburgo, la matriz, tampoco sorprendería.

4ª Clave: Hemos vuelto!

Sé que ha costado, ha sido mucho tiempo. Muchas noches sin dormir esperando esta entrada sin la certeza de saber cuándo aparecería. Lo siento. Siento haber estado despegado más tiempo que Stranger Things o incluso que Star Wars. Agradezco muchísimo vuestro apoyo y espera. Soy consciente de que hay gente que incluso ha dejado el trabajo de la ansiedad. Solo diré que no volverá pasar. No volveré a estar tanto tiempo sin dar señales de vida. Igual es más o es menos, quién sabe, pero exactamente lo mismo, no.

Suena a cliché, pero os quiero… al otro lado de la pantalla. Gorrinos.

*Por cierto! Hasta los pasajeros del asiento de detrás tienen pantallas.