RoundCorners.es

De disfrutar y conducir. De vivir. De RoundCornear

Razón-de-Ser

Razón de ser

De las razones y los porqués de este sitio

Razón de mí

Me llamo José Ángel, soy un apasionado de los coches y, por lo general, de cualquier cosa con ruedas para poder RoundCornear™ (patente en trámite). De manera habitual suelo estar trasteando en páginas de coches, redes sociales, artículos, vídeos de YouTube, siempre envidiando a quienes los protagonizan. El pensamiento “menuda suerte” está muy presente, lo admito.

Razón de mi bagaje

Comparto la carretera con mi Mazda 3 de 2006. 1.6. Gasolina. Hablaremos de él. Monto una Harley Iron, Irene, de 2017. En casa hay un Toyota Auris Híbrido. Puede que hablemos de él. Finalmente, he conducido numerosas furgonetas a lo largo de los años por lugares extraños y otros no tanto. He dicho que soy un apasionado de los coches, no un experto (experto en trámite).

Razón de RoundCorners

RoundCorners pretende ser muchas cosas (receta para el fracaso, en efecto), pero en un solo espíritu. Se puede llamar cuñadismo, influencer o enteraíllo de la barra del bar. La cuestión es que Internet me brinda una oportunidad y la aprovecho.

Pretende ser un espacio donde un servidor deje de envidiar a los periodistas del motor por cobrar por conducir coches. Nuevos, antiguos o inventados. Vale, a mí nadie me va a pagar y si me dirijo a una marca para que me deje un coche de prueba de prensa poco menos que se rían de mí. Y eso para no ofenderme. Pero, oye, todo camino tiene un primer paso y, si envidio (o quiero) una cosa, algo hay que hacer.

Pretende ser un espacio de opiniones. Opiniones. Personales. De cada uno. No son dogmas que yo airee como únicos y verdaderos y la quema sea la única opción posible para los (más que seguro) detractores. Para gustos, coches. Para opiniones, curvas. Para críticas, otros espacios. Para debates, este es un buen sitio. O un bar.

Pretende ser un espacio en el que escribir pruebas de coches. Humilde será el nombre, pero entusiasmo y pasión sus apellidos (lo tendría chungo en el patio del colegio). Humilde hasta el punto de hacer la prueba de mi Rocinante, alguno que me dejen o triquiñuelas varias.

Pretende ser, en definitiva, un espacio para hablar de coches, carreteras, viajes, listas de reproducción para no pensar más que en la siguiente curva y cualquier cosa relacionada con RoundCornear™.

RoundCornear™. Going round a corner is curvear. Conducir. Disfrutar. Ni el mejor de los coches es más que un pedazo de chatarra sin, al menos, una curva contra la que medirse, a la que roundear. Los coches se hacen para, siempre, “un poco más”.

De ahí RoundCorners™.

Siguiente

Dónde RoundCornear (I)

  1. Paula

    Me encanta que te hayas lanzado a usar una de las cosas que mejor se te dan, las palabras, para tratar una de las cosas que más te gustan, apasionan e incluso… Obsesionan? Jaja es broma.
    Estaré atenta a tus historias (para siempre adelantarme en coches conducidos jaja).

  2. Mariangeles

    Es apasionante saber que hay personas que disfrutan tanto como uno mismo al volante de un coche,moto,furgoneta….cualquier cosa que tenga ruedas y un buen cambio de marchas.
    Nada como sentir que la carretera se desliza como si fuera uns hoja que lleva el viento.
    Te seguiré, no lo dudes, ánimo la carretera es nuestra,eso sí, teniendo presente que hay que llegar al final del camino.

  3. Omalovic

    Casi de rebote llego a leer estas lineas… espero que no desistas ni abandones tus sueños. Para todo hay un primer paso!.
    Sabes que soy más de dos ruedas que de cuatro, pero el tema de viajar nos une!!
    Hago un breve apunte, recordatorio, de cierta vez que conducias un volkswagen golf ranchera creo recordar… quizas me equivoque… pero en aquella ocasion no era la maquina, sino el destino o más bien el camino lo que importaba…
    Por supuesto, aquí tienes un seguidor más! y lo dicho, a disfrutar el camino, lo de menos es el destino.

    • admin

      Aunque tarde, gracias! Me ha hecho ilusión leerte y saber que me leerás. Al menos cuando lo retome…
      En cuanto a la ranchera, era un Focus EcoBoost, la mejor compañía y un destino incomparable. Nos vemos en la carretera 😉

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén